Mi breve paso por Telemundo

Con la idea de realizar en los Estados Unidos un programa familiar de entretenimiento, llegué el 17 de Agosto de 1992 a los estudios de la Cadena Telemundo en Hialeah, Florida.
Mi amigo Martín Mayén era la voz oficial y me introdujo con el Vicepresidente, Omar Marchant, a quien quería mostrar un video de mis producciones.
Me dijo que se lo dejara, pues en ese momento se encontraban haciendo un “casting” de talentos para su franja “Cine Millonario” (que en esos días era la de mayor rating de la Cadena).
Repentinamente Omar me dijo: ¿Por qué no haces el casting?   Le contesté que mi intención era otra, pero atendí su invitación y me dirigí al foro.   Me aplicaron un maquillaje rápido, colocaron micrófono y… ¡a improvisar!     Saqué una tarjeta de crédito e inventé un “Club de socios” para televidentes asiduos de la franja, etc. etc.

Image

Omar entró al foro diciéndome: ¡Tú eres el que quiero!  ¡Quédate aquí y trabajas conmigo!   Le agradecí su gesto, manifestándole que tenía intereses en El Salvador y que por el momento, pensaba únicamente en el show familiar.
El 2 de Septiembre recibí una llamada que inició una serie de pláticas y negociaciones.   Días después, mi incorporación estaba definida.   En mi segunda reunión en Florida, informé al Sr. Marchant mi única restricción:  No presto mi voz ni mi imagen para anunciar cigarrillos, licores o cervezas.
La condición fue aceptada y se inició todo el proceso: grabación de promocionales, preparación de mi currículo -que fue encargado a Raúl “El gordo” De Molina-, selección del vestuario idóneo –con la colaboración de Maggie Van de Water- y viaje a New York para el lanzamiento de la nueva programación.
Esa gala se efectuó el 23 de Septiembre en el Museo de Televisión y Radio de New York y allí estábamos los talentos que a partir del siguiente mes nos encargaríamos de los distintos segmentos: Enrique Gratas, Cecilia Bolocco, María Laria, Daysi Fuentes, Ruddy Rodríguez, etc.
El domingo 27 viajé a Florida, realizamos ensayo el lunes y para mi sorpresa, el martes por la mañana me llamó Omar –quien se encontraba en Texas- informándome que el primer patrocinador era una reconocida marca de cerveza y que la Presidencia de la Cadena solicitaba que yo hiciera los comerciales.   Le recordé nuestro convenio verbal al respecto y lamentablemente tuve que decirle:  ¡Entonces Omar, lo siento…..tendrás que  buscarte otro presentador!

Así que el Jueves 1 de Octubre, en lugar de preparar mi debut, estaba en la oficina de Omar dándole gracias, despidiéndome y dejando ese episodio de mi vida como un buen recuerdo.

 

¿Tienes datos que aportar?  Envíanos tus comentarios.