¿Leonardo Heredia?

Después de mi retiro de Radio 9.80, me dediqué a los estudios –que nunca concluí- en la Facultad de Derecho en la recién fundada Universidad Rafael Landívar y a mi pequeño trabajo en televisión.
Poco tiempo después surgió Radio 5.60, también con formato 100% juvenil y con todo el apoyo de Canal 3.   Llegó 1965 y Antonio Mourra († 1990) me llamó para ser parte del nuevo formato de Radio Emperador, como programador y disc jockey, junto a talentos como Carlos “Chaly” Barrios .
Tono, como le llamábamos sus amigos, me dio todos los discos que la radio tenía para ir a escucharlos a mi casa.    Además, me extendió “carta blanca” para retirar en las discotecas locales lo que considerara adecuado.
Para producción de viñetas e identificaciones fue contratado Mario “Conejo” Hernández(†), maestro de quien muchos aprendimos las bases de la grabación musical y publicitaria.
Para nuestra sorpresa, se nos informó que la dirección la asumiría un salvadoreño.  ¿Su nombre?  Leonardo Heredia.    Cuando conocí a Leo, además de admirar su excelente voz, me dí cuenta de su profundo conocimiento de la producción y las técnicas de grabación.   Siendo yo más de 10 años menor que él, no me gané su respeto sino hasta que me vió grabar y editar en directo, sin el uso del “splicing tape”.

El 31 de Octubre, desde sus estudios en la 6a. Avenida 2-80 Zona 1, la Emperador cerró a media noche su programación habitual.   Ahí entramos todos en acción: ajustes de muebles, limpieza general, mantenimiento técnico y yo con los discos, racks y guías de transmisión.     Así, el Lunes 1 de Noviembre de 1965 salió a las 06:00 la nueva Radio Emperador, identificándonos como “La emisora de la Nueva Ola” y utilizando frases después célebres como: “¡Aquí está su disco!” y “Con ustedes….el último 45 de….” (para referirnos al más reciente lanzamiento del artista).    En sólo tres semanas llegamos al primer lugar.

6a. Av. 2-80 Zona 1 en 2010

Una vez más, Dios puso en mi camino algo totalmente inesperado:   Leonardo decidió regresar a El Salvador a inicios de 1966 y me hizo una oferta que cambió mi futuro y mi sitio de residencia.

¿Tienes datos que aportar?  Envíanos tus comentarios